Image of floor of plants with high rise buildings

Show this article in Chinese, English, French, Portuguese (BR)

Impacto sobre las personas y el planeta: todo está en los datos

Si medir algo es sinónimo de cumplirlo, pensemos en las personas y el planeta en términos de medición

«Tanto medir como garantizar que las empresas hacen lo que dicen que hacen es fundamental para que se tome en serio la protección de las personas y el planeta, y para que las empresas cumplan sus objetivos de sostenibilidad a largo plazo», afirma John Rogers, director financiero de WPP.

«Sabemos que las empresas se preocupan enormemente por sus resultados financieros y por cómo se miden. Creo que es muy importante que las empresas traten su impacto en la sociedad y el medio ambiente con el mismo grado de rigor, medición y garantía. Solo entonces se podrá demostrar claramente que hacen lo que dicen que hacen».

La lista de partes interesadas que se benefician de este enfoque es larga. «Esto no es importante solo para los inversores, sino también para nuestros clientes, para nuestra gente, nuestros proveedores y la comunidad en general. Todas estas partes interesadas se sentirán cómodas si las métricas de sostenibilidad se miden correctamente y si se exige a las organizaciones que rindan cuentas sobre el cumplimiento de las promesas que hacen», dice Rogers. «Esto también es fundamental para nuestro éxito».

La conversación sobre el impacto y la responsabilidad se hace oír ahora con más fuerza desde todos los ámbitos: inversores, fondos de pensiones, bancos, compañías de seguros, gestores de activos, el sector de los servicios profesionales, reguladores, responsables de la elaboración de normas, empresas, etc. «Pero necesitamos convertir todas esas palabras y esa gran intención en un cambio positivo real. Y creo que la mejor manera de lograrlo es contar con medios precisos y sólidos para medir los resultados», dice Rogers.

Las ventajas de hacer lo correcto

Medir lo que valoramos supone también algunas ventajas muy concretas para la capacidad de las empresas de conseguir financiación en condiciones favorables. En WPP, hacer lo correcto ha permitido aplicar un acuerdo de préstamo vinculado a la sostenibilidad por el que el pago de intereses se ve directamente afectado en función de diversos objetivos de sostenibilidad.

«Si tiene éxito al conseguir los objetivos de sostenibilidad en su organización, los intereses que pague por el préstamo serán menores», explica Rogers. «Y si no se alcanzan los objetivos, los intereses del préstamo serán más altos. Por lo tanto, es evidente que existe una motivación directa para que la organización cumpla con los objetivos de sostenibilidad para lograr un menor coste de los fondos. Pero el acuerdo está diseñado para reflejar y formar parte de una estrategia de sostenibilidad mucho más amplia, cuyo objetivo es reducir nuestra huella de carbono en toda nuestra organización».

En el fondo, el acuerdo depende de tres indicadores clave de rendimiento (KPI) que determinan el coste de la financiación. Dos de esos KPI son internos a la empresa y uno es medido por un organismo externo. «Los dos primeros son objetivos relacionados con nuestras emisiones de alcance 1 y 2: nos hemos comprometido a reducirlas a cero en 2025 y tenemos objetivos muy claros basados en la ciencia», dice Rogers. «La medida externa es más amplia. Es una puntuación otorgada por la escuela de gestión Sustainalytics, que examina la capacidad de una organización para integrar la sostenibilidad en todo lo que hace».

Aunque la reducción del coste del capital es bienvenida, al igual que la contribución del acuerdo a la integración de la sostenibilidad en los procesos de WPP, lo más interesante es la señal que esta iniciativa envía a los mercados. Rogers no es ajeno a estas iniciativas, aunque este es el primer mecanismo de este tipo que supervisa en WPP. Está familiarizado con la forma en que las facilidades de crédito renovable vinculadas a la sostenibilidad pueden constituir el primer paso para impulsar las iniciativas de inversión en sostenibilidad en el futuro.

Por supuesto, cuando las empresas comprenden el impacto que tienen sobre las personas y el planeta (e impulsan el cambio a través de datos rigurosamente recogidos, repetibles y garantizados), los prestamistas también tienen la tranquilidad de saber que operan dentro de una comunidad empresarial responsable. «Todos formamos parte de un ecosistema empresarial más amplio», señala. «Las empresas no realizan actividades independientes».

Se nos recuerda esto en la búsqueda de los objetivos de emisiones netas de carbono. Sí, el alcance 1 y el alcance 2 se refieren a las actividades propias de una empresa, pero el alcance 3 se refiere a los impactos procedentes de fuera de la empresa, en la cadena de suministro, y es aquí donde se encuentra el 98 % del impacto del carbono de WPP.

«Tenemos que trabajar muy estrechamente con nuestros proveedores y entender sus huellas globales. Los sistemas y procesos que tenemos para medir nuestros impactos de alcance 3 son fundamentales, y estamos trabajando mucho en cómo incorporamos a los proveedores, cómo recogemos datos sobre nuestros proveedores, no solo en términos de quiénes son y qué nos proporcionan, sino también en términos de su huella medioambiental y su impacto social», dice Rogers.

El triple impacto

Los profesionales de las finanzas no son los únicos que hablan del triple impacto. La expresión se utiliza ahora de forma habitual en las empresas como recordatorio de que su balance tradicional, es decir, el que se refiere a los resultados financieros, debe ir acompañado de un segundo balance relacionado con el medio ambiente, y un tercero que muestre el impacto social.

«Estoy convencido de que, en los próximos cinco años, tendremos que medir y auditar tanto nuestra capacidad de cumplir nuestros resultados, promesas y compromisos en relación con los factores medioambientales y sociales como lo hacemos hoy en materia de cumplimiento de nuestros objetivos financieros. Creo que eso es algo bueno», dice Rogers. «Creo que las organizaciones deben centrarse en el panorama general, es decir, el impacto que tenemos en el planeta y la sociedad, y medirse en función de ello».

Para que la información no financiera sea tan sólida como la financiera, la integridad de los datos es fundamental. «Queremos adelantarnos», dice Rogers, «y queremos ser líderes».

John Rogers

Chief Financial Officer, WPP

published on

05 October 2022

Category

Technology & data

Related Topics

Data Ethical advertising

More in Technology & data

Colourful shapes set on the profile of a face

Brand Guardian helps navigate DE&I

Discover how an AI called Brand Guardian can assist by helping brands implement DE&I policies in their marketing

Illustration of people riding a bike next to people in a car

Unseen: mobility is more than cars

UNSEEN, from Linna Zhao, Wavemaker China, and Tongji University, is a documentary series that investigates trends in value and ecosystem transformation – with the first episode focusing on The Third Space, or vehicles

Illustration of people and shapes in bright colours

We must learn from our mistakes

It is vital for us to learn from our mistakes before it’s too late to safeguard the next version of the internet, the metaverse, writes Christina Fusco-House