WPP Inclusion Champions

Abanderados de la inclusión: Amy Walker y Christine Benton

El poder transformador de una plantilla neurodiversa

Show this article in Chinese, English, French, Portuguese (BR)

Coincidiendo con la reunión del nuevo Consejo de Inclusión global de WPP en septiembre, y la Semana Nacional de la Inclusión en todo el Reino Unido, WPP está reuniendo a 12 agentes de cambio de toda la red. Estas personas están impulsando conversaciones clave en torno a la inclusión y la diversidad y la agenda de toda la industria. En seis conversaciones hablan sobre acciones, iniciativas y el poder de la publicidad y el marketing para crear un cambio en la sociedad en general.

Amy Walker, coordinadora de diversidad e inclusión de GroupM Reino Unido, y Christine Benton, vicepresidenta ejecutiva y promotora ejecutiva del Capable Employee Resource Group de BCW, Norteamérica, analizan el poder transformador de una plantilla neurodiversa y la importancia de crear espacios seguros para que las personas puedan entregarse por completo en el trabajo.

Amy Walker, coordinadora de diversidad e inclusión, GroupM Reino Unido: Sin duda me he enfrentado a muchos desafíos y barreras diferentes, desde mi infancia hasta la búsqueda de trabajo. Creo que mucha gente neurodivergente lucha por encajar en la escuela. Desde el principio, te toca lidiar con el acoso escolar, los problemas de salud y la ansiedad. Además, en ocasiones, los profesores malinterpretan tu comportamiento como producto de un carácter travieso o como si estuvieras tratando de ser diferente a propósito.

De hecho, solo gracias a la ayuda de una organización benéfica llamada Ambitious about Autism —que me dio mucha formación y me ayudó a detectar qué adaptaciones podía necesitar y a sacar el máximo provecho de mi capacidad— logré matricularme en el programa de becas de m/SIX diseñado para defender activamente la neurodiversidad. Necesitaba esa ayuda para entrar en el mercado laboral. No podría haberlo hecho todo sola, a pesar de que estaba esforzándome al máximo para conseguirlo.

Como parte de nuestras prácticas, organizamos una serie de conversaciones con la organización benéfica Ambition for Autism, el director ejecutivo de m/SIX en aquel momento, y nuestro jefe de personal. Fue increíble ver cuántas personas se presentaron después con diagnósticos de dislexia de los que no habían querido hablar y para los que no tenían ninguna adaptación. También vino gente con problemas de salud mental. Realmente sirvió para conseguir esa seguridad psicológica que es necesaria en la cultura para poder entregarse al completo en el trabajo. Esas entrevistas están en el canal de GroupM Worldwide de YouTube. También hay otro proyecto que llevamos a cabo para el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, en el que entrevistamos a personas ajenas a GroupM en diferentes empresas y momentos diferentes de su trayectoria profesional sobre algunas cuestiones con las que tienen dificultades, cómo las han superado y qué se debe hacer cuando se tiene un compañero de trabajo autista.

Estas dos series de vídeos han tenido mucha repercusión, muchas organizaciones benéficas las han compartido en línea y Ambitious about Autism las han utilizado en sus formaciones para otras empresas. Hay un sentimiento de incomodidad en torno a la discapacidad y la gente no sabe muy bien qué decir. Poder ver un vídeo en el que se plantean todas esas preguntas que te preocupaban un poco supone una gran diferencia.

Christine Benton, vicepresidenta ejecutiva y patrocinadora ejecutiva de Capable Employee Resource Group, BCW Norteamérica: Es increíble. Creo que es muy importante tener esas conversaciones, y mucha gente no sabe que tiene una enfermedad o de que no está diagnosticada. No era consciente de que estaba deprimida, solo me sentía diferente a los demás. Y así, mi respuesta fue tratar de encajar y ser útil en todos los aspectos, formas y maneras posibles. Esto no es necesariamente una gran estrategia profesional, así que animo a las personas a que sean lo más objetivas posible sobre sus fortalezas y debilidades, y a desarrollarse en el ámbito para el que tienen un talento natural.

AW: Estoy de acuerdo. Creo que más personas han podido entregarse por completo al trabajo como resultado de la COVID-19, simplemente porque están en la pantalla y chocando con su vida laboral en todo momento. Ha sido increíble tener esa vulnerabilidad. Me ha permitido conocer a muchos de mis compañeros, de los que ya pensaba que eran buenos amigos igualmente, pero los he conocido a un nivel mucho más personal. Esto simplemente ha ayudado a nuestra comunicación y a nuestra sensación de conexión en el trabajo. Es tan raro que, de alguna manera, me haya sentido más conectada durante este período —sin poder ver a la gente— porque todos hemos estado empatizando unos con otros todo el tiempo y hablando sobre la dificultad que estamos atravesando.

Una vez que eres consciente de que tienes algo, sales de la fase de negación y puedes aceptarlo, te conviertes en alguien mucho más centrado, anclado en la realidad, objetivo y comprometido con hacer lo que sea necesario para estar lo mejor posible.

CB: Estoy de acuerdo y espero que el hecho de haber estado confinados, habernos conocido mejor y habernos entregado por completo en el trabajo, haga que las personas sean más capaces de aceptar un poco su humanidad.

Yo llevo diez años letrabajando, pero ¿cómo lo has vivido tú?

AW: Bueno, antes de que llegáramos a esta vida de «teletrabajar», utilizaba una aplicación que se llama Otter, una herramienta de transcripción en tiempo real. Especialmente en las reuniones me parece que no hay mucho tiempo para procesar las cosas. Así que es muy útil poder leer de nuevo algo que se dijo hace un par de minutos y seguir el hilo de dónde estamos, o si me pierdo algo porque no escucho bien, especialmente cuando no puedo ver a la persona que está hablando. Ahora esa herramienta está en Microsoft Teams, así que durante nuestras reuniones puedo tener la transcripción activada, lo cual es muy útil cuando tienes a nueve personas en una pantalla bastante pequeña y el audio no es demasiado bueno.

Además, la posibilidad de grabar esas reuniones y leer la transcripción después significa que no siempre tengo que asistir a una reunión, pero que puedo ponerme al día y ver qué me he perdido. Creo que es algo muy importante para la inclusión, si no siempre puedes estar ahí.

He tenido mucha suerte en GroupM porque ya tenemos un equipo de talento bastante divergente. Tenemos a personas con dislexia y TDAH, así que en la empresa ya existía ese nivel de formación y comprensión cuando llegué. Pero de lo que me he dado cuenta es de que hay una especie de ying y yang con los estilos y habilidades cognitivos. Trabajo muy muy bien con las personas disléxicas y que pueden tener una visión de conjunto. Yo soy la que se centra en los detalles, puedo entrar a arreglar esos pequeños problemas o pensar en algunos de los riesgos, mientras ellas se encargan del trabajo creativo. Definitivamente, tener gente que aborda las cosas desde una perspectiva diferente, ayuda a la cohesión del equipo y simplemente a entrar juntos en el estado de flujo.

Obviamente, también vas a tener algunas variaciones y diferencias, vas a argumentarlas y a llegar a una conclusión que considere todas las posibilidades. No sé si eso sucede necesariamente cuando todo el mundo dice lo mismo.

Sé que el simple hecho de tener a un par de personas autistas en la oficina en m/SIX fue transformador para su cultura y para crear esa seguridad psicológica que surgió allí. Esa seguridad significa que puedes entregarte por completo en el trabajo.

CB: Sin duda. Cualquier persona con una discapacidad —en mi experiencia, como una enfermedad mental – sabe lo que es, en mi caso lo que me costó arrastrarme y rasguñarme para salir de las garras de la depresión. Es un proceso. Y se necesita mucha fuerza.

Las habilidades y el carácter que necesité para salir de la depresión son una fuerza interna que nunca he perdido. Eso es aplicable a cualquier persona que tenga una discapacidad. Una vez que eres consciente de que tienes algo, sales de la fase de negación y puedes aceptarlo, te conviertes en alguien mucho más centrado, anclado en la realidad, objetivo y comprometido con hacer lo que sea necesario para estar lo mejor posible. Creo que [te hace] una persona más fuerte. Te vuelves más autorreflexiva, consciente de ti misma, más responsable de lo que haces y de quién eres y cómo te presentas. Mi punto de vista sobre esto es muy firme, pero creo que fortalece a la plantilla de una manera que ni siquiera somos conscientes.

AW: Estaba pensando en WPP como una empresa de transformación creativa y en lo que significa para mí, como representante de la diversidad y la inclusión. Para mí, significa mirar hacia el futuro y asegurarnos de no cometer los mismos errores ni tropiezos del pasado. Esto incluye hacer que nuestra plantilla sea lo más diversa y representativa posible, ya que no lo ha sido en el pasado.

Sé que el simple hecho de tener a un par de personas autistas en la oficina en m/SIX fue transformador para su cultura y para crear esa seguridad psicológica que surgió allí. Esa seguridad significa que puedes darlo todo en el trabajo y dar la bienvenida a más personas diversas. Tenemos que adaptarnos a ellas, tenemos que asegurarnos de que puedan progresar. Debemos asegurarnos de que cuentan con respaldo y mentores. Entonces, obtenemos el beneficio que la diversidad de esas grandes ideas y esa fricción creativa de la que hablaba antes. Eso es lo que quiero que signifique la transformación creativa para WPP, y creo que ahora mismo estamos en ese camino.

Read more from our Inclusion Champions in conversation series

published on

30 September 2020

Related Topics

Inclusion & diversity Workplaces
Close message

Privacy Policy

We have updated our Privacy Notice for this website. Please review our Privacy Policy.

Go to Privacy Policy